Desarrollo Sostenible

Infome de Macroconsult revela que el Consorcio aportó más de S/ 2,000 millones de soles anuales entre el 2004 y 2019, representando el 3.4% de los ingresos fiscales totales del país.

Octubre de 2020.- Camisea aportó más de S/ 30,000 millones de soles en ingresos fiscales tributarios y no tributarios entre el 2004 y 2019, reveló un informe económico elaborado por la consultora Macroconsult, que identificó los principales beneficios generados por el yacimiento de gas natural más grande del Perú en términos de empleo, inversión pública, transferencias a gobiernos regionales y contribución a la balanza comercial.

El reporte precisa que Camisea entregó anualmente más de S/ 2,000 millones de soles en aportes al fisco, representando el 3.4% de los ingresos fiscales totales del país y convirtiéndose en una energía que generó un importante progreso en el Perú en los últimos 16 años.

Además de impactar positivamente en el financiamiento de obras del sector público que beneficiaron al país, Camisea representó el 1.3% del PBI entre el 2004 y 2019, aporta más del 40% de la energía eléctrica que necesita el Perú y otorgó la posibilidad de un puesto de trabajo formal para miles de peruanos.

“Desde el inicio de la operación, en el 2004, Camisea generó anualmente 1,681 empleos propios y por contratistas”, señala el reporte de Macroconsult, que estima un beneficio mayor considerando que, por cada puesto de trabajo directo en las industrias extractivas, se crean otros seis adicionales en la economía.

El informe también precisa que la operación de uno de los yacimientos de gas natural más importantes de la región entregó otros beneficios a la balanza comercial. “Entre el 2004 y 2019, Camisea representó el 35% de las exportaciones de hidrocarburos y 4.3% de las exportaciones totales. En adición, en promedio, por cada USD 1 de exportación gracias a Camisea, se dejaron de importar USD 2 corrientes de combustibles alternativos”, se lee en el reporte elaborado por la consultora.

Camisea también representó un importante motor de desarrollo para los gobiernos regionales y locales, que recibieron anualmente transferencias fiscales por más de S/ 1,500 millones, es decir, más del 65% de las transferencias de toda la industria hidrocarburífera. Gracias a la operación, Megantoni y Echarati se ubican entre los cinco primeros distritos con mayor Presupuesto Inicial Modificado (PIM) per cápita en el Perú.

El Consorcio Camisea invierte más de S/167 mil, en el proyecto “Brigada Municipal de Atención Primaria de Lucha contra el COVID-19”, para adquirir 2,324 cajas de material médico y medicinas, además de pruebas rápidas que se utilizarán para la detección de pacientes con coronavirus en Paracas. Esta inversión se realiza con fondos del Convenio Socio Ambiental (CSA) de Camisea en beneficio del distrito de Paracas.

La donación incluye medicinas, como: paracetamol, azitromicina, ceftriaxona y dexametasona, fundamentales para el tratamiento del COVID-19 y material médico de protección, como: mamelucos, mandilones, guantes y mascarillas. También se entregaron 100 cajas de pruebas rápidas que contribuirán a identificar pacientes con la enfermedad y reducir focos de contagio.

Los representantes de Camisea indicaron que el proyecto está alineado al contexto del estado de emergencia por coronavirus en Pisco, que hasta la fecha supera los 9 mil casos de contagios acumulados. Este apoyo se generó gracias a la coordinación con la Posta de Salud de Paracas, que depende del Hospital San Juan de Dios de Pisco, y tiene como objetivo contribuir a la reducción y control de la propagación de esta enfermedad.

Camisea también impulsó “Barrio por barrio”, una campaña médica que consistió en realizar 5 mil tamizajes de pruebas rápidas a ancianos y pacientes de alto riesgo al COVID-19, en Pisco, en coordinación con la municipalidad provincial, EsSalud y el Hospital San Juan de Dios.

La inversión de “Barrio por barrio” superó los S/ 152 mil soles con el fin de diagnosticar, medicar y salvar las vidas de todas las personas mayores de 60 años, diabéticas, hipertensas, pacientes con tratamiento de diálisis o con tratamiento por cáncer.

Gracias a esta coordinación entre autoridades se complementan hitos claves en la lucha contra el coronavirus con los fondos tanto de Convenios Socio Ambientales como del Compromiso Marco, impactando a unos 166 mil vecinos de la provincia pisqueña, que en julio pasado recibió la nueva Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital San Juan de Dios por parte de Camisea para luchar contra el coronavirus y diversas enfermedades.

● Proyecto beneficia a nueve cooperativas de playa Atenas que recibieron en total 120 mil manojos de conchas de abanico por un valor de 737 mil soles.
● Pisco exporta a mercados internacionales como: España, EEUU, Francia y Chile, y muestra gran potencial de crecimiento.

Los maricultores de la provincia de Pisco, en Ica, sembraron más de 120 mil manojos de semillas de concha de abanico valorizadas en S/ 737 mil, que fueron entregadas por el Consorcio Camisea, operado por Pluspetrol, a nueve cooperativas de maricultores de Paracas, en el marco del proyecto “Alianza para el Desarrollo de la Maricultura”.

Los maricultores de San Andrés y miembros de la Asociación de Maricultores Señor Cautivo de Ayabaca agradecieron a Camisea por este impulso económico, y la generación de trabajo directo e indirecto.
“Un manojo agrupa 96 semillas de conchas de abanico que son sembradas en la concesión que le corresponde a cada maricultor. Este espacio lotizado es monitoreado por el Organismo Nacional de Sanidad Pesquera (SANIPES), que semanalmente aplica pruebas a las conchas de abanico para constatar que se encuentran en óptimas condiciones hasta el momento de la cosecha, que ocurre aproximadamente de 8 a 10 meses después”, indicó David Aquije, del área de Relaciones Institucionales de Pluspetrol.

Este apoyo forma parte de los proyectos de impulso económico que promueve el Consorcio Camisea en la provincia de Pisco, y permitirá a los maricultores de la zona obtener un ingreso económico sostenible por la venta de sus productos al mercado nacional e internacional. Desde el año 2014, el Consorcio Camisea apoya a un aproximado de 23 cooperativas en la siembra de semillas de conchas de abanico y se encuentran analizando futuros proyectos de sembrado con otras cooperativas ubicadas en zonas dentro de la Reserva Nacional de Paracas.

El aporte del Consorcio Camisea permitirá que los pescadores artesanales de playa Atenas obtengan una fuente de ingreso sostenible en el tiempo y les aporte ganancias en una actividad que es altamente rentable por la riqueza de las bahías de Pisco. Los precios varían por temporada. En tiempos de alta demanda, un manojo puede costar entre 80 y 90 soles para el mercado local y si exportan al extranjero, pueden negociar un precio superior.

“Todos tenemos expectativas muy altas con este impulso que promueve Camisea. Al término del tiempo de crecimiento de las conchas de abanico esperamos recaudar un mínimo de 100 toneladas para exportar. Pisco tiene potencial y condiciones para crecer en esta actividad. A largo plazo sí se puede lograr. La clave es: cosecha, siembra y reinvierte”, indicó Julio Arenas, ingeniero pesquero experto en sembrado de conchas de abanico.

El Consorcio Camisea, operado por Pluspetrol, ratifica de esta manera su apoyo a los maricultores y su compromiso con el desarrollo de la provincia, generando proyectos de impacto social que beneficien a la población.

El Consocio Camisea, operado por Pluspetrol, presentó la maqueta del proyecto de reconstrucción de la casa y cuartel general de Don José de San Martín, monumento donde se inició la campaña libertadora del Perú en 1820 y que será recuperado gracias a un convenio suscrito con el Ministerio de Cultura, la Municipalidad provincial de Pisco y el Club Social Pisco, en el marco en las celebraciones del Bicentenario. 

“La maqueta es la representación exacta de la casa donde vivió José de San Martín. Se convertirá en un museo donde exhibirá material histórico cultural representado mediante ejes temáticos relacionados con la historia del monumento, la Corriente Libertadora del Sur y la Expedición Libertadora del Perú, los primeros símbolos patrios y la Independencia de nuestro país”, afirmó Gonzalo Castro de la Mata Valdivia, representante de Camisea. 

El proyecto de reconstrucción demandará una inversión de S/ 3.9 millones de soles entregada por el Consorcio Camisea, con recursos procedentes del Compromiso Marco, un fondo de S/ 100 millones de soles dispuesto voluntariamente por la empresa como parte de sus políticas de responsabilidad social, para articular programas sociales y desarrollo económico en beneficio de la provincia de Pisco. 

La maqueta fue diseñada considerando todos los detalles históricos e información disponible sobre la casona, declarada Monumento por Ley N° 9636 del 28 de octubre de 1942. Está ubicada a 25 metros de la Plaza de Armas de Pisco, en un área de 906 metros cuadrados, en la calle San Martín, en memoria del general. Hasta aquí llegó el precursor de la independencia del Perú con su Expedición Libertadora luego de su desembarco en las costas de Paracas, el 8 de setiembre de 1820, y se quedó durante 40 días. 

El terremoto ocurrido en agosto del 2007 produjo tales daños en la casona que la hizo inhabitable, y 13 años después se logra un acuerdo para su reconstrucción y puesta en valor cultural y turístico, porque en este sitio se crearon las primeras versiones de los símbolos patrios: la Bandera y el Escudo Nacional. 

La propuesta de la reconstrucción se basa en evidencia fotográfica y documentación antigua sobre la arquitectura original de las portadas, los ventanales y habitaciones, afirma Víctor Oyola, presidente del Club Social Pisco, quien explicó que en la casona se dispondrán los bienes y objetos que pertenecieron al libertador San Martín.

Dunia Felices, la nadadora que busca un boleto para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2021, volverá a entrenar en una piscina después de 5 meses y sus pensamientos son puro optimismo, reflexión por los tiempos duros que vivimos y muchos objetivos personales, como el de crear una fundación para que “las personas con discapacidad se empoderen y practiquen cualquier deporte”.

Y es que Dunia tiene la felicidad de su parte, pues este mes volverá a entrenar en la Videna, situación que facilita su preparación diaria. “No pierdo las esperanzas de clasificar a Tokio 2021; estoy con muchas chances en 50 metros mariposa, quiero enfocarme en entrenar con mucha energía día a día. No tengo límites”, cuenta.

Dunia es una de las más destacadas deportistas de la Asociación Nacional Paralímpica del Perú apoyada por Pluspetrol. “Es bonito que la gente te llame y te digan que los inspiras, porque creo que les ayudo en algo”, dice la paratleta, sonriendo, superando los problemas que le generó una vasculitis sistemática a los 15 años, padecimiento que terminó con la amputación de sus pies y manos.   

La pandemia le permitió conocerse más: ahora entrena en la bicicleta estática, por ejemplo, y hace diversidad de entrenamientos para fortalecer todos los músculos de su cuerpo. La meta deportiva de Dunia es lograr la marca de 56 segundos con 88 décimas en 50 metros de estilo mariposa que necesita para tener más opciones a los Juegos Paralímpicos. Hasta el momento, su registro es de 59 segundos.

Dunia, como medallista en los últimos Juegos Parapanamericanos Lima 2019, persiste en su motivación, la buena alimentación y la concentración. Y ahora recuerda a todos los peruanos que unidos, responsables y solidarios superaremos esta pandemia, con la energía de todos.

Pese a la pandemia del coronavirus, ella reflexiona en dos puntos primordiales para salir adelante: ser creativos para afrontar los tiempos difíciles y vencer el miedo. “No debemos tener miedo, no es malo tenerlo. No vivimos de él”,concluye.

El Consorcio Camisea entregó más de 3,600 pruebas rápidas de COVID-19, 4 aspiradores de secreción y 5 carpas a la Micro Red de Salud – Camisea en el Bajo Urubamba, distrito Megantoni, Cusco, como parte de una amplia estrategia de apoyo social que despliega en beneficio de más de 5 mil personas de las comunidades indígenas matsigenkas y yines que viven en esta zona. 

Este apoyo se realiza en el marco del Convenio de Cooperación Interinstitucional celebrado entre la Municipalidad Distrital de Megantoni, la Dirección Regional de Salud de Cusco y Pluspetrol.  “Ahora entregaremos medicina, insumos para estos centros de salud y equipos médicos; en la lucha contra el COVID-19 hemos entregado implementos de bioseguridad, mascarillas y material de higiene”, indicaron los representantes de Camisea. 

Las comunidades nativas del Bajo Urubamba se ubican en la Amazonía de Cusco, y para llegar a ellas el acceso es mediante los ríos o por el aeródromo del campamento Malvinas de Camisea.

Desde que empezó la emergencia por COVID-19 en marzo, Pluspetrol se sumó a las campañas del Estado para elaborar recomendaciones fundamentales contra el coronavirus en lenguas yine y matsigenka. Durante el traslado y entrega del material donado se siguen protocolos de seguridad exhaustivos.

Primero se realiza una reunión de coordinación entre los trabajadores y representantes de las comunidades, respetando el distanciamiento; luego desinfectan la carga con agua e hipoclorito al 0.5%. Cuando el personal de la empresa se traslada a la embarcación, se desinfectan las botas y, del mismo modo, al retornar al campamento Malvinas, se desechan los trajes de bioseguridad. 

Todas estas acciones coordinadas con las autoridades del Bajo Urubamba permiten controlar los riesgos en comunidades originarias como Nuevo Mundo, Miaría, Camisea, Timpía o Kirigueti, que tienen un patrimonio cultural, histórico y literario incalculable; además, aseguran la continuidad de las operaciones de Camisea, que genera más del 40% de energía en el Perú.

Todo es positivo para Pilar Jáuregui, una de las parabadmintonistas peruanas con más chances de ir a los Juegos Paralímpicos de Tokio 2021, sin embargo es conciente que el entrenamiento debe continuar y ahora con la pandemia por COVID-19 todos deben adaptarse y ver la mejor manera de sobresalir, sin perder la motivación y la fe en uno mismo. 

No tenemos nada controlado, por eso siempre debemos adaptarnos y cuidarnos. Ahora ya entreno desde la Videna. Antes de agosto no me sentía cómoda, pero ahora ya me siento rápida, fuerte y con mucha energía”, cuenta Pilar, quien enfocada 100% en su entrenamiento se ubica como la número 8 a nivel mundial en su categoría WH2. Su próxima competición oficial será en marzo de 2021 en España. 

Sobre su cercana clasificación a Tokio 2021, ella no se apresura y dice que esperará las clasificaciones finales y oficiales. Una de sus motivaciones es curiosa: “veo las stories de redes sociales de mis rivales y me empilo, sigo entrenando”.

Otro dato que la emociona: es la primera vez que el parabadminton estará en los Juegos Paralímpicos de Tokio. Pilar Jáuregui, quien ganó la medalla de oro categoría WH2-parabádminton en los pasados Juegos Parapanamericanos Lima 2019, es apoyada por Pluspetrol en esta carrera singular con la nueva normalidad ante el coronavirus, y recuerda a todos los peruanos que unidos y responsables superaremos esta pandemia. 

La gente me llama, me escribe. Yo les cuento que vivir con una discapacidad no es fácil, la vida continúa y debes seguir, las dificultades se afrontan. Siempre he tenido que buscar una salida”, narra Pilar, quien nació con un mal congénito en la cadera que la llevó a usar silla de ruedas.  

La paratleta peruana también reflexiona sobre la realidad de las personas con discapacidad en esta pandemia. “Estamos expuestos a muchos peligros, la gente orina en la calle y nosotros (los que usamos sillas de ruedas) nos ensuciamos, por ejemplo. Antes parecía obvio, pero no debemos tomarlo así”, sostiene. 

En la Videna. Pilar Jáuregui aprovecha cada minuto para seguir los protocolos de seguridad y entrenar con la energía y el aliento de todos, pese a que no hay competencias oficiales hasta después de 6 meses. Antes de volver a sus ejercicios ella se dice a sí misma: “Me siento viva con el deporte, así que todos a seguir jugando”

Caravana por la vida “Barrio por barrio” es la campaña médica que financia Camisea, operado por Pluspetrol, con el objetivo de realizar 5 mil tamizajes de pruebas rápidas a ancianos y pacientes de alto riesgo al COVID-19, en Pisco, en coordinación con la municipalidad provincial, EsSalud y el Hospital San Juan de Dios. 

La inversión de esta iniciativa supera los S/ 152 mil soles con el fin de diagnosticar, medicar y salvar las vidas de todas las personas mayores de 60 años, diabéticas, hipertensas, pacientes con tratamiento de diálisis o con tratamiento por cáncer. 

El aporte de Camisea incluye la compra 5 mil kits de pruebas rápidas y 51 mil unidades de azitromicina de 500 mg., ceftriaxona, dexametasona de 4 mg. x 2 ml., levofloxacino de 500 mg., ranitidina, paracetamol, dolfever de 500 mg. y omeprazol de 20 mg.

 Caravana por la Vida “Barrio por barrio” permitirá que personal médico visite distintas zonas de la provincia, como: CC.PP. San Miguel, El Amauta, Pachinga, San Pedro, La esperanza, Plaza de Armas de Pisco, La Alameda, San Isidro, 200 millas, Santa Rosa, Abraham Valdelomar, 5 de diciembre, Urb. Renacer, Fonavi, Ballestas, Jorge Chávez y Pesca Perú, entre otros sitios. Los beneficiados deben llevar su DNI obligatoriamente para que reciban la atención médica. 

Los representantes de Camisea indicaron que gracias a esta coordinación se complementan hitos claves en la lucha contra el coronavirus con los fondos del Convenio Socio Ambiental, beneficiando a unos 166 mil vecinos de la provincia pisqueña, que a la fecha registra más de 6 mil casos positivos de COVID-19.  

El aporte de Camisea en la lucha contra el COVID-19 en la provincia de Pisco es fundamental. En julio pasado, la empresa equipó la nueva Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital San Juan de Dios con un desfibrilador, un electrocardiógrafo, un aspirador de secreciones, cinco camas clínicas eléctricas, y servicio de presión negativa para controlar entrada de bacterias o virus, con una inversión superior a los S/ 500 mil soles con fondos del Compromiso Marco.

El cambio de la matriz energética del país, la generación de nuevos proyectos e inversiones y regalías concedidas las Estado por un valor USD 10,450 millones de dólares son los principales aportes de Camisea, una de las reservas de gas natural más importantes de América Latina que este mes cumple 16 años desde el inicio de sus operaciones.

 La explotación de Camisea, ubicada en el corazón de la Amazonía de Cusco, exactamente en la cuenca baja del río Urubamba, es considerada una fuente de energía limpia, menos contaminante y con menor contenido de carbono que los demás combustibles fósiles, que, además, entregó al país, en los últimos 16 años, regalías por un monto que representa cerca del 0.5% del PBI nacional. 

El gas natural permitió reemplazar combustibles más costosos que hubieran significado un freno para el desarrollo. El beneficio más palpable para la población es el ahorro de la generación de electricidad que beneficia a todos los peruanos, considerando que el 40% de la energía eléctrica del Perú se genera en base al gas natural de Camisea, que es 57% más económico que la gasolina y 50% más que el diésel. 

Si bien el recurso se extrae del Bajo Urubamba, en Cusco, las labores de Camisea se extienden hasta la provincia de Pisco, en Ica, donde está la planta dedicada al fraccionamiento de líquidos de gas natural. Estas operaciones crearon en los últimos años 44 mil empleos directos e indirectos. 

La inversión en responsabilidad social es otro de los ejes de trabajo de Camisea, que, en el marco de la crisis del COVID-19, cobra más relevancia por el beneficio entregado a las comunidades ubicadas en las áreas de influencia del proyecto. Las donaciones de medicinas, víveres y equipos de salud y seguridad en Cusco, Pisco y Sepahua, para luchar contra la pandemia, se suman a los programas educativos, ambientales, las becas universitarias a estudiantes de pueblos nativos y la promoción de la cultura con proyectos de libros sobre historias milenarias de las comunidades indígenas yine y matsigenka. 

Por el aporte generado y por los estándares de excelencia operativa del proyecto, que tiene certificaciones internacionales otorgadas por cumplir con las normas de gestión ambiental y de seguridad ISO 14001 y OAHSAS 18001, Camisea representa un motor de cambio para el Perú que en los últimos 16 años generó no solo importantes ingresos, sino también una inversión conexa en industrias y otros, que se traducen en más beneficios e innovación para el país.

  • Distribución de canastas solidarias se realizó en acción conjunta con FECONACO (Federación de Comunidades Nativas del Corrientes) y FEPIAURC (Federación de Pueblos Indígenas Achuar y Urarinas del Río Corrientes)

 Julio de 2020.- Unas 6,600 personas de 32 comunidades nativas auto aisladas en la cuenca del río Corrientes (Loreto), fueron beneficiadas con la entrega de 1,595 canastas solidarias de víveres por parte de Pluspetrol Norte (PPN), con el fin de contribuir en la lucha contra el COVID-19. La distribución de esta importante donación fue posible gracias a una coordinación y acción conjunta con las federaciones de las comunidades nativas FECONACO (Federación de Comunidades Nativas del Corrientes) y FEPIAURC (Federación de Pueblos Indígenas Achuar y Urarinas del Río Corrientes), aplicándose estrictos protocolos y controles de limpieza y desinfección, así como un estricto distanciamiento social  durante el proceso de distribución  para evitar posibles contagios. Las canastas de víveres se entregaron a comunidades como: Pucacuro, Pijuayal, Nueva Valencia, Belén Plantanoyacu, Sión, Santa Rosa, San José de Nueva Esperanza, San Ramón, Dos de Mayo, Peruanito, Boca de Copal, Santa Elena, San Juan, San Cristobal, Cuchara, San Carlos, Providencia, entre otras. Cada paquete de alimentos contiene productos de primera necesidad, como: aceite, arroz, azúcar, sal, pescado enlatado, fideos, y jabón. Como parte de su labor de responsabilidad social en el marco de la emergencia sanitaria que vive el país, recientemente PPN donó al Centro de Salud de Villa Trompeteros más de 30 balones de oxígeno medicinal, 10 manómetros, medicinas y material de bioseguridad para el personal médico. Asimismo, entregó 3,450 mascarillas planas reusables a la Municipalidad de Villa Trompeteros con el fin de repartirlas entre la población. También se donaron cerca de 2,000 mascarillas planas reusables para las comunidades nativas aledañas  a Villa Trompeteros. Para el distrito de Urarinas, PPN entregó medicinas y material de bioseguridad para el Centro de Salud con el fin de apoyar la lucha contra este virus en ese distrito de la provincia de Loreto. En cuanto al hospital regional de Loreto, a la fecha son más de 400 balones de oxígeno medicinal que PPN donó a ese nosocomio, además de medicinas y material de bioseguridad, para contribuir con salvar la vida de los pacientes más afectados por este virus.