Programas de medio ambiente

Este 25 de setiembre se celebra el 47 aniversario de creación de la Reserva Nacional de Paracas (RNP), una de las áreas protegidas más importantes del Perú que alberga a 1,500 especies de animales, y que recibió un aporte de US$ 7 millones para su conservación con el Fondo Paracas, entregado por el Consorcio Camisea.

La Reserva Nacional de Paracas, declarada como la primera área natural protegida marino costera del Perú, es un paraíso de biodiversidad y un sitio ideal para el descanso y alimentación de aves migratorias. Posee una superficie total de 335 mil hectáreas y el 65% de su territorio se encuentra en el océano.

La biodiversidad de la RNP es indispensable para el mantenimiento de diversos ciclos biológicos que garantizan la conservación de las especies. Es por ello que el Consorcio Camisea creó el Fondo Paracas, que quedó bajo la administración del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (SERNANP). Los recursos se utilizan para implementar programas, proyectos y actividades que facilitan la conservación de la reserva.

La inversión dispuesta por Camisea en el Fondo Paracas permite el financiamiento de actividades fundamentales como el monitoreo del hábitat y las especies de flora y fauna, compra de equipos para investigadores, capacitaciones a pescadores para el buen uso de los recursos, campañas de sensibilización, y demás actividades. 

Camisea también impulsó la producción del documental “Paracas: el reino del viento”, donde se expone la importancia de la RNP creada como área natural protegida por el Estado el 25 de setiembre de 1975. El documental se puede ver en YouTube: 

El mar peruano es reconocido como uno de los más productivos del planeta. Sus aguas verdes y usualmente turbias son, según el documental, indicadores de la abundancia de vida microscópica que contiene. En Paracas, la temperatura del agua y el alto volumen de alimento permiten, por eso, una gran actividad pesquera. 

En los últimos años, gracias a las investigaciones impulsadas con el financiamiento del Fondo Paracas se pudo registrar, por ejemplo, hasta 19 especies de ballenas y 5 especies de tortugas de las 7 que existen en todo el mundo. Lobos marinos, peces como el dragoncito azul y ballenas, también se observan en la RNP que se convierte en un destino turístico importante para miles de viajeros, familias y amantes de la naturaleza.

  • Durante Foro Perú Sostenible, especialista internacional presentó un panorama sobre cómo las empresas gestionan la biodiversidad en sus áreas de influencia, señalando buenas prácticas desarrolladas por Camisea.

El diseño del Proyecto Camisea en la selva cusqueña evitó el impacto a miles de hectáreas de hábitat porque no incluyó la construcción de carreteras que habrían significado deforestación e inmigración descontrolada en el Bajo Urubamba, una zona muy sensible en términos de biodiversidad, afirmó Catherine Sahley, PHD y Consultora principal de ERM (Environmental Resources Management) durante el Foro Perú Sostenible 2022 que inició ayer.

“Una de las medidas más importantes en el diseño del Proyecto Camisea fue evitar impactos generados por la construcción de carreteras. Solo se utilizaron vías fluviales y aéreas para el transporte de materiales a la Planta Malvinas y las locaciones donde se ubican los pozos”, detalló la especialista. Agregó que esta práctica permitió la conservación del hábitat en un área considerada uno de los principales hotspots de biodiversidad del mundo.

Sahley recordó que, según el World Economic Forum en su informe 2022, la pérdida de biodiversidad es uno de los tres principales riesgos de la economía global que puede ocurrir en los siguientes 10 años. Un millón de especies estarían en peligro de extinción, por la deforestación, destrucción de hábitats, sobreexplotación de los recursos naturales, contaminación y por las consecuencias del cambio climático.

El Foro Perú Sostenible puso de manifiesto que la gestión de la biodiversidad es fundamental para nuestro país por los distintos climas, pisos altitudinales y especies que alberga. “La economía depende de los servicios ecosistémicos que le brinda la biodiversidad. Por ejemplo, la pesca como fuente de alimentos y materias primas, la agricultura que depende de las condiciones de fertilidad del suelo y las especies que le ayudan a la polinización”, dijo.

La especialista precisó que las compañías deben implementar programas de monitoreo de la diversidad en sus operaciones para advertir los impactos de la actividad empresarial en el ecosistema. Manifestó que esta práctica permitió al proyecto Camisea demostrar un mínimo impacto en su zona de influencia.

“Dieciocho años después de iniciarse la extracción del gas natural de Camisea, el área aún mantiene su flora, fauna y cobertura boscosa, además de los servicios ecosistémicos de la zona”, dijo Sahley. La huella del Proyecto Camisea ocupa apenas el 0.2% de las 247,000 hectáreas que abarcan los lotes.

La Doctora Catherine Sahley, consultora principal y especialista en biodiversidad en ERM, cuenta con experiencia en grandes proyectos alrededor del mundo y especialmente en Latinoamericana, apoyando a diversas compañías en sus estrategias de biodiversidad para gestionar sus riesgos.

Durante su participación en el Foro Perú Sostenible, en el espacio “La biodiversidad en la agenda de la sostenibilidad empresarial”, Sahley tomó como referencia el Proyecto Camisea para señalar distintos puntos y buenas prácticas que las organizaciones deben tomar en cuenta para gestionar la biodiversidad:

  • Definir las prioridades de la empresa: Esto se logra a través de la identificación de los impactos y dependencias sobre el ecosistema, las especies y áreas prioritarias, advirtiendo la huella en los sitios donde se opera, la cadena de valor y la cadena de suministros.
  • Desarrollar la visión: Luego de identificar las prioridades, la empresa debe definir la visión, metas y políticas, además de las acciones claves necesarias para alcanzarlas.
  • Precisar los indicadores: Deben facilitar la medición de mejora sobre biodiversidad, el estado de conservación y los beneficios obtenidos por el buen estado del ecosistema.
  • Implementar un plan de monitoreo: Para hacer seguimiento a los indicadores. Es importante compartir los resultados, establecer un mecanismo de visualizarlos de manera simple y efectiva e implementar mejoras continuas.

Desde el 2004 hasta el 2022, las operaciones del Consorcio Camisea, que este año cumplen 18 años de trabajo ininterrumpido, se han desarrollado bajo los más altos estándares técnicos y socio ambientales.

El proyecto Camisea ha cambiado la matriz energética del Perú, generando importantes beneficios como ahorros para las industrias, comercios, transportistas y usuarios residenciales. Camisea representa el 42% de toda la industria de hidrocarburos del país, y que genera ingresos significativos para el gobierno central y los gobiernos locales de su área de influencia, así como aportes a la masificación del gas natural, para que más peruanos tengan acceso a esta fuente de energía. 

Actualmente, más de 2 millones de hogares, industrias y emprendimientos peruanos se ven beneficiados con el Gas Natural de Camisea. Además, existe producción suficiente para abastecer de este energético a más hogares peruanos (400 MMCFD – millones de pies cúbicos-son reinyectados diariamente, lo que equivale a 25% de la producción total)

Por otro lado, existen más de 324 mil vehículos ligeros que utilizan GNV de Camisea (gas natural vehicular) y hasta julio del presente año, se encuentran en funcionamiento 335 estaciones de servicio y gasocentros que permiten llevar a 9 regiones el GNV de Camisea, una energía más económica, limpia y con precio estable. 

Se estima que los usuarios vehiculares se beneficiaron, desde el 2004, con más de USD 11,500 millones en ahorros al sustituir la gasolina por el Gas Natural. Por otro lado, según Macroconsult, desde la puesta en marcha de Camisea, el ahorro para los usuarios eléctricos asciende a USD 54 mil millones.

Entre 2004 y 2021, Camisea generó más 28,000 empleos directos a nivel nacional y ha sido un promotor en la dinamización económica del país. También otorgó importantes aportes fiscales (regalías e impuestos) al Perú por más de S/39,000 millones desde el inicio de su operación, con los que se ha logrado financiar 24 mil proyectos públicos, solo en los últimos 8 años. 

El proyecto Camisea es uno de los principales actores en el logro de los objetivos trazados por el Estado peruano en el marco del Acuerdo de París, al permitir la diversificación de la matriz energética hacia combustibles más limpios en diversos sectores como la generación eléctrica, el transporte y la industria.

El Consorcio Camisea continúa impulsando diversas iniciativas para contribuir a la masificación del gas natural, así tenemos:

  • Precio del Gas Natural para las Regiones: con el fin de contribuir con la masificación del gas natural, en febrero de 2007, se suscribió entre el Consorcio Camisea y Proinversión, un contrato de precio para las regiones, a través del cual se otorgan precios promocionales para las Concesiones de las regiones del interior del país: i) Concesión Norte en las ciudades de Chimbote, Trujillo, Huaraz, Cajamarca, Chiclayo, Lambayeque y Pacasmayo a cargo de Quavii, ii) Concesión del Sur en las ciudades de: Arequipa, Moquegua, Ilo y Tacna a cargo de Petroperú, e  Ica a cargo de Contugas.
  • Gas natural al Cusco: Proyecto impulsado por el Consorcio Camisea y el Gobierno Regional de Cusco con una inversión privada de USD 1.9 millones, para viabilizar la venta de GNV otorgando financiamiento de la conversión de vehículos, campañas de capacitación sobre los beneficios del GNV, y la instalación de tres gasocentros: dos en Cusco y uno en Quillabamba. Actualmente, en la región Cusco se han convertido más de 1,000 autos gratuitamente de gasolina a GNV. 
  • Bono Camisea GNV:  Los transportistas de carga y pasajeros de Lima y Callao podrán recibir un beneficio económico de hasta USD 15 mil por vehículo, gracias al Bono Camisea GNV, que busca promover la renovación del parque automotor con unidades que utilicen Gas Natural Vehicular (GNV), una energía más limpia y económica. Esta iniciativa del Consorcio Camisea, tiene su origen en la creación de un fondo de USD 33.5 millones entregado por el Consorcio que tiene como fin contribuir con la masificación del gas natural en el país.

Conoce más de Camisea en su web oficial haciendo click aquí.

“Trabajo 6 años en el rubro y 2 años con gas natural vehicular, esto es mucho más económico y se nota el cambio: con gasolina solía gastar 60 soles al día, pero ahora gasto mucho menos”, contó Huver Collado, transportista de Ica, que hoy puede ampliar su ruta y abastecerse con GNV de Camisea gracias a la inauguración del primer gasocentro en Nazca.

Huver comentó que, para cubrir la ruta Ica – Nazca, debía utilizar automóviles que funcionan a gasolina, pero con la reciente puesta en marcha del gasocentro en esa provincia, ahora puede abastecerse de este combustible más limpio y más económico.

Así como Huver, decenas de transportistas nazqueños saludaron la inauguración de la primera estación de servicios de GNV de Camisea en Nazca, operada por Primax, porque les brinda resultados inmediatos. De acuerdo con datos de Macroconsult, un mes de uso de GNV puede generar hasta el 70% de ahorro en comparación a la gasolina y 35% versus el GLP.

La nueva estación de Nazca, ubicada en el KM. 460 de la vía Nazca – Ica, tiene una capacidad de hasta 100 mil metros cúbicos mensuales para la venta, es decir, para atender a más de 450 unidades o vehículos, considerando que cada vehículo consume, en promedio, unos 7 metros cúbicos de GNV al día. 

El sector empresarial también se está beneficiando con el GNV de Camisea en el sur del país. Para Lilia Tapia, dueña de una pollería, el gas natural vehicular es fundamental para ahorrar costos en el delivery de sus productos.

“Yo trabajo llevando mi pollo a la brasa a las zonas de las chacras en Nazca. Antes solo usaba GNV cuando estaba en Ica, para hacer compras de los insumos que necesito para preparar el pollo a la brasa. Ahora ya se puede usar el GNV en Nazca, porque es económico. Hay que usar los recursos de nuestra nación”, dijo Lilia Tapia, quien está convencida de que, a partir de hoy, el costo del combustible será menor y tendrá mayores ganancias.

El gas natural de Camisea es un recurso abundante en Perú que tiene un precio estable, y previsible, porque no está sujeto a las variaciones del mercado internacional; y además su precio es muy competitivo. Ello ha permitido que muchas amas de casa, conductores, comercios e industrias se beneficien con importantes ahorros.

De acuerdo con un informe de Macroconsult, los usuarios vehiculares, en su mayoría automóviles ligeros, “se beneficiaron desde el 2004 con más de US$ 11,500 millones de dólares en ahorros gracias a la sustitución del diésel por gas natural”. 

Un acontecimiento histórico y científico sucedió en la playa Lobería de Pisco: se fotografió por primera vez para Perú al Playero Zarapito (Calidris ferruginea), un ave migratoria no reportada formalmente desde 1976 y que fue nuevamente registrada en marzo pasado por el Programa de Monitoreo Marino Costero (PMMC) impulsado por el Consorcio Camisea en la Bahía de Paracas.

De acuerdo con documentos científicos, este registro permite ampliar el conocimiento que se tiene del espectacular ecosistema de Reserva Nacional de Paracas (RNP) y su zona de amortiguamiento. “Es un ave playera de talla media (de 19 a 21centímetros), con plumaje básico de color gris, rabadilla y un distintivo pico curvo hacia abajo”, se lee en el boletín de la Unión de Ornitólogos del Perú (UNOP) en el cual se ha realizado su publicación.

“Se aporta información sustancial a la biología de esta especie, considerada como errante para nuestro país, ya que es más común observarla en Europa, Asia y poco frecuente en Norteamérica”, dijeron investigadores de Camisea, quienes acotaron que el registro fue realizado en las inmediaciones de la playa Lobería, situada en el distrito de Paracas, el 18 de marzo de 2021, durante el pico de la marea alta.

El primer registro documentado de esta especie para el Perú se realizó el 27 de junio de 1976. Un individuo macho fue colectado en los humedales costeros de Pisco, 2 kilómetros al sur de la desembocadura del río Pisco, añadió la UNOP. “Esta especie se reproduce desde el norte de Siberia en Rusia hasta el este de Utqiagvik (Barrow) en Alaska y migra hacia el sur de África, sudeste asiático, sur de Australia y Nueva Zelanda hacia sus lugares de estadía no reproductiva”, especificó. 

Los representantes de Camisea también detallaron que el programa, denominado “Monitoreo ambiental marino costero asociado a las operaciones de la Planta de Fraccionamiento de Líquidos de Gas Natural (PFLGN) y su Terminal Marino”, realiza exploraciones, registros y fotografías periódicos en la zona para ver el estado de las especies o encontrar nuevas, como este Playero Zarapito. 

Las operaciones de Camisea en Pisco, a lo largo de los años, han demostrado su compromiso con la protección del ambiente, además de impulsar el conocimiento científico del ecosistema, compartir información continua de la condición biológica y ambiental de las Bahía de Paracas y potenciar el interés turístico. “El monitoreo marino costero contribuye así a la preservación y registro de aves, delfines, tortugas y lobos marinos, entre otras especies de la Reserva Nacional de Paracas”, explicaron los representantes de Camisea.

Link UNOP: https://boletinunop.weebly.com/uploads/6/2/2/6/62265985/boletin_unop_vol._16_n%C2%B01_2021_-_ortiz.pdf

  • Iniciativa impulsa la masificación del gas natural, proponiendo el uso de un combustible más limpio y económico que no está sujeto a las variaciones de los mercados internacionales.

El Consorcio Camisea y el Ministerio de Energía y Minas (MINEM) firmaron un Convenio para la Promoción y Desarrollo del Uso del Gas Natural Vehicular Licuefactado (GNV-L), que busca promover su utilización en el transporte urbano, interprovincial, de carga y de pasajeros, y camiones mineros, entre otros usos.

Sustituir el consumo de otros combustibles de mayor costo y que generan un impacto nocivo en la salud y en el medio ambiente es uno de los objetivos de este proyecto, que además contribuye a masificar el gas natural de Camisea para que más peruanos se beneficien con este combustible.

“El uso de Gas Natural Licuefactado permite consumir un recurso propio y abundante del Perú, sustituyendo costosas importaciones de combustibles que impactan en la balanza comercial del país, y otorgando estabilidad y previsibilidad del precio, que no está sujeto a las variaciones de los mercados internacionales”, manfiestó Adrián Vila, Gerente General de Pluspetrol, operador del Consorcio Camisea.

De acuerdo al convenio suscrito con el MINEM, y con el objetivo de desarrollar el segmento, Camisea pondrá a disposición un volumen de 50 millones de pies cúbicos diarios de gas natural (equivalente a más de 300 mil galones diarios de diesel) a un precio promocional para que la cadena de distribución pueda licuarlo (transformar el gas natural de estado gaseoso a líquido) y ofrecerlo, a un precio un 50% menor al diesel.

Con este primer gran paso, las cadenas de estaciones de servicio y los mayoristas podrán abrir puntos de venta a lo largo de todo el país, ya que el GNV-L se puede distribuir a todas las regiones, y la autonomía de los vehículos a GNV-L permite cubrir grandes distancias, similares a la de los combustibles tradicionales. 

El representante de Camisea, recordó que, dado que el gas natural es el combustible más limpio, el uso del Gas Natural Licuefactado representa un menor impacto en el medio ambiente, ya que  genera menos emisiones de CO2 y no produce material particulado, que ocasiona enfermedades respiratorias y otros males en la población.

“Solo en comparación al diésel, el gas natural representa una reducción de la nocividad en más del 90%. En el Consorcio Camisea estamos felices de contribuir con el Gobierno para impulsar la masificación del gas natural, facilitando que más peruanos se beneficien con una energía barata y más amigable con el medio ambiente”, Adrián Vila, Gerente General de Pluspetrol.

En el Día Mundial de los Océanos, Pluspetrol presentó el primer track musical creado a partir de más de 100 sonidos del mar ubicado en la Reserva Nacional de Paracas (RNP), y estará disponible en diversas plataformas digitales de modo gratuito para disfrutarlo, acercarse a la naturaleza, impulsar la creatividad de los músicos, DJ’s, público en general y tomar conciencia del cuidado del medio ambiente. 

Esta innovadora y genuina iniciativa social y cultural busca concientizar a la población sobre la importancia del cuidado de los océanos y de reconocer su trascendencia para todas las especies, porque representan el principal pulmón del planeta y son los responsables de generar gran parte del oxígeno del mundo. 

Para la elaboración de la pieza musical se grabó cuidadosamente el sonido del mar, las olas, el canto de las aves, el golpe del agua en las piedras, el silbido del viento y muchas más resonancias que nos transportan a la naturaleza viva de la RNP, donde Camisea también impulsa diferentes iniciativas científicas y sociales como el Programa de Monitoreo Ambiental Marino Costero (PMAMC). 

El track podrá escucharse en las redes sociales, como Instagram, Youtube y Facebook, de Pluspetrol, operador de Camisea, generando así una iniciativa de creatividad para impulsar el cuidado del medio ambiente, sobre todo de los oceános, que son fuente económica, social y turística para el Perú. 

Camisea realiza una serie de esfuerzos por preservar el mar de Paracas. Una de sus iniciativas es el Programa de Monitoreo Marino Costero, que lleva un control preciso y ordenado sobre la biodiversidad en esta parte del océano peruano. Se trata del área de la Reserva Nacional de Paracas, donde habitan más de 1,500 especies de animales y plantas.

“Las playas deben mantenerse limpias, como se ven ahora, para continuar con la preservación de la biodiversidad y nosotros complementar con la investigación, que a largo plazo impactará en el turismo y la economía, al saber qué especies vienen por aquí y cuáles se podrían pescar para consumo humano”, indicaron los especialistas del Programa de Monitoreo Marino Costero de Camisea.

Por ejemplo, uno de los últimos reportes del programa se refiere a la existencia de más de 19 especies de ballenas en las cercanías de la bahía de Paracas, y que se pueden apreciar en determinadas fechas del año. Paracas, un puerto hermoso, queda a solo 3 o 4 horas en vehículo desde Lima. Lo increíble de esta zona costera es el registro de hasta cinco de las sieteespecies de tortugas marinas que existen en todo el planeta. Un lujo para todos los peruanos. 

“En esta área natural hay delfines nariz de botella, reptiles y distintos tipos de moluscos, erizos y microorganismos como el plancton. Las ballenas son los mamíferos marinos más diversos en esta zona de Pisco, aunque son los menos conocidos”, sostienen los investigadores.

 La Amazonía de Cusco es una extensa y rica zona donde la vida se respira y en cada paso se aprecian innumerables especies de flora y fauna, por eso, en el marco del Día Internacional de la Tierra, Camisea presentó videos inéditos del Jaguar, el felino más grande de Latinoamérica, un bello animal que se monitorea y registra en este territorio gracias al Programa de Monitoreo de la Biodiversidad (PMB). 

El material audiovisual se obtuvo gracias a cámaras trampa que colocan los especialistas del PMB de Camisea, luego de un exhaustivo trabajo de seguimiento por los intrincados caminos, arboledas, ríos y piedras de estos hábitats selváticos de esta región cusqueña, el famoso Bajo Urubamba, uno de los hotspots de biodiversidad más importantes del planeta.  

El Jaguar habita en la selva del Cusco. Cuando los trabajadores del PMB lograron captarlo, se sorprendieron por su tamaño. Este animal puede llegar a pesar 130 kilos y medir hasta 1.80 metros; es un cazador que, a diferencia de otros felinos, no le teme al agua para perseguir a sus presas. Toda información, fotografías o videos pueden verse gratuitamente en www.pmb.pe.

El Jaguar es una de las 2,200 especies de flora y fauna que Camisea registra desde el 2004, cuando empezó operaciones. También identificó al tapir, o sachavaca (tapirus terrestris), que, según el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri), tiene una relevancia cultural, biológica y económica desde el Perú precolombino. 

Los especialistas del PMB indicaron que este trabajo de monitoreo no sería posible sin el apoyo, colaboración y alianzas de conocimiento que hacen con las comunidades nativas yines o matsigenkas del Bajo Urubamba, que conocen la zona y complementan la información con nombres en su lengua y guías por caminos entre la densidad del bosque amazónico. 

Los Premios Latinoamérica Verde (Guayaquil, Ecuador), el festival de sostenibilidad más importante de la región, reconoció al proyecto “Eficiencia Energética: Reducción de emisiones de CO2 en la Planta de Gas Malvinas” de Pluspetrol, operador de Camisea, como una de las 500 mejores iniciativas socioambientales de América Latina, de un total de más de 2,500 buenas prácticas participantes, provenientes de 30 países.

Esta iniciativa que se ejecuta desde el año 2012, se ubicó en el ranking de “Los 500 mejores” así como en el puesto 16 dentro de la categoría Energía Limpia. 

El proyecto permite una reducción de emisión anual de 51,000 toneladas de Gases de Efecto Invernadero (GEI), gracias a la aplicación de una tecnología que permite la recuperación del calor residual de gases de combustión de dos turbocompresores que se usan en el proceso de producción del Gas Natural de Camisea, evitando así las emisiones por la quema de gas en dos hornos que hubieran sido necesarios en ausencia del proyecto implementado en la Planta Malvinas, ubicada en la zona del Bajo Urubamba, Amazonía de Cusco (distrito Megantoni, provincia La Convención).

En los últimos ocho años esta importante práctica ha permitido la reducción de más de 310,000 toneladas de GEI, lo que equivale a plantar 851,000 árboles en una ciudad. El proyecto está inserto dentro de la estrategia de Economía Circular de Pluspetrol al realizarse un uso adecuado de los recursos en la Planta de Gas Malvinas.

Esta iniciativa, que se desarrolló con una inversión de US$ 6.2 millones de dólares, es el único proyecto de esta naturaleza acreditado por el sector hidrocarburos de Perú y de América Latina, estando registrado en el Convenio Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático y siendo validado por el Ministerio del Ambiente, formando parte de las 34 iniciativas privadas para la mitigación de cambio climático a nivel nacional.  

Además, al ser parte del marco del Mecanismo de Desarrollo Limpio de Naciones Unidas, permite la transacción de las reducciones de emisiones como bonos de carbono. En 2020, Pluspetrol realizó el primer acuerdo de venta de bonos de carbono en el mercado voluntario.  Los ingresos que se logren de esta transacción se destinarán en parte para desarrollar iniciativas de empoderamiento de las comunidades de las etnias Matsiguenka y Yine, ubicadas en el área de influencia del Gas de Camisea en relación a acciones de mitigación y adaptación ante el cambio climático.

El proyecto contribuye con el cumplimiento de los objetivos del Acuerdo de París, que busca reducir las emisiones de gases efecto invernadero. Un informe de Macroconsult indicó que, en los últimos 15 años, Perú evitó la emisión de más de 64 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) que equivalen a la conservación de 166 mil hectáreas de bosques húmedos en la Amazonía, gracias a la incorporación del gas natural de Camisea en la matriz energética.

La iniciativa de eficiencia energética contribuye directamente al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 7 (Energía Asequible y no contaminante) y 13 (Acción por el clima), así como a los ODS 3 (Salud y Bienestar), 9 (Industria, innovación e infraestructura), 12 (Producción y consumo responsable) y 15 (Vida de ecosistemas terrestres).

La primera estación de gas natural vehicular de Cusco comenzó a operar en el distrito de San Jerónimo, permitiendo que el gas de Camisea beneficie a su región de origen con un combustible más barato y saludable, gracias al convenio suscrito entre el Consorcio Camisea y el Gobierno Regional del Cusco.

En la ciudad, a la fecha, existen 120 vehículos convertidos para que funcionen a gas natural y se estima que al cierre de año se adecúen un total de 1500 automóviles, facilitando que más cusqueños accedan al combustible que es en promedio 56% más económico que la gasolina y 45% más barato que el diésel.

Considerado el más limpio de los combustibles fósiles, el gas natural entregará también beneficios ambientales a la ciudad, porque su combustión produce menor cantidad de emisiones de gases efecto invernadero que contaminan el ambiente. Según estimaciones de la consultora Macroconsult, el gas natural de Camisea generó ahorros de 64.3 millones de toneladas de dióxido de carbono entre el 2004 y 2019, que equivalen a la conservación de 166 mil hectáreas de bosques húmedos amazónicos.

Frente a otros combustibles, el gas natural contribuye a tener un aire más limpio y saludable, porque disminuye entre un 40% y un 60% las emisiones de compuestos químicos y casi completamente las partículas en suspensión y el dióxido de azufre, principales causantes de los problemas respiratorios.

La puesta en marcha de la primera estación de GNV en el distrito de San Jerónimo representa un importante paso para la masificación del gas natural en Cusco, donde también se construirán otros dos gasocentros en Cusco y Quillabamba, gracias al convenio suscrito por el Consorcio Camisea y el GORE Cusco, que demanda una inversión de USD 1.9 millones de dólares dispuesta por el Consorcio Camisea. 

Se estima que la nueva estación GNV dispensará más de 2.5 millones de m3 de gas natural en el primer año de funcionamiento, generando ahorros importantes para la economía de la región. 

La inauguración del segundo gasocentro de Cusco está programado para setiembre del presente; mientras que se espera que la estación GNV de Quillabamba esté operativa en enero de 2022.